Serie inversión – prerequisito: control de la economía doméstica

Antes de invertir un sólo céntimo es necesario tener la economía doméstica saneada.

¿En qué consiste una economía bajo control? Básicamente gastar menos de lo que ingresamos. Vivir por debajo de los medios. Vamos, lo que se suele llamar ahorrar. Porque con los ahorros vamos a invertir. Así que el primer paso para tener una economía saneada consiste en ahorrar.

Continuar leyendo